Facebook Twitter
El recuerdo a 'El Brujo' de Antón Meana

Adesso Quini, adesso

Escrito por Antón Meana

Jueves, 01 Marzo 2018 18:05
Facebook Twitter 73
Quini, en un partido con el Sporting.
Quini, en un partido con el Sporting.

La Tavernetta es uno de los restaurantes más especiales de Madrid. La semana pasada, al final de una comida muy futbolera, se montó un debate entre personajes de nivel como Sergio Santomé, José Luis Mirón o el mítico Javi Alonso. El tema de la discusión era la parada de David De Gea en el Sánchez-Pizjuán ante el Manchester United. Al no llegar a un punto intermedio entre la heroicidad y la suerte, se recurrió al voto de calidad que ejerce en ese lugar el juventino Angelo Loi. "Angelo, ¿si el remate de Muriel le cae a Roberto Bettega hubiera sido gol?", le pregunté. La respuesta fue clara. "Sí, y si le hubiera caído a Quini, también".

Valga esta anécdota para mostrar la proyección de 'El Brujo' a nivel mundial. Su nombre salió en una conversación lejos del calor sportinguista, días antes de su muerte, en un recuerdo sincero apartado de la emoción que vivimos en estos momentos.

Por eso Angelo envió un mensaje a sus amigos el miércoles 28 de febrero por la mañana que rezaba: "Adesso, adesso, adesso Quini, adesso". Es la internacionalización de un grito legendario, de un lema ilusionante, de un canto a la vida en mitad de la muerte. Mi amigo el señor Loi nació en Cerdeña pero es del Sporting, por Quini. No se lo pudo decir en vida, pero la intención queda plasmada en este artículo.

Suena de fondo la canción de Pipo Prendes. La he escuchado tantas veces en las últimas horas que su melodía me acompaña cada minuto del día. Quini era eso, vitamina para el gol. Sólo así se entiende que los niños de Gijón que quieren ser delanteros se sigan pidiendo a Quini en los recreos en vez de a Cavani, Luis Suárez o Diego Costa.

Es un gurú del balón, acierta de pleno el maestro Prendes. "Triunfar es ser Pichichi, Quinocho del Nou Camp", repito como un enamorado de manera irracional. Ahora Quini, Ahora. Adesso Quini, Adesso. Prometo ser buena persona porque así te lo puse por escrito. Un beso muy fuerte, Brujo.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque