Facebook Twitter
Martes, 21 Abril 2015 23:56

El Baloncesto Villa de Mieres 2012 logró el pasado fin de semana la permanencia una temporada más en la Liga EBA, un hecho histórico teniendo en cuenta que el conjunto mierense debutaba esta campaña en categoría nacional, después de ascender de forma espectacular hace poco menos de un año.

Se trata, junto al del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, del proyecto baloncestístico asturiano más ambicioso que existe en estos momentos, y pienso que ha de servir de ejemplo a otros clubes del Principado que no están sabiendo encontrar la forma o la manera de llevar a sus equipos al baloncesto nacional.

Que una ciudad de  41.000 habitantes como es Mieres, haya sido capaz de encontrar a las personas adecuadas para sacar adelante un club fundado en 2012 que cuenta ya con más de 150 niños y niñas en su cantera, ha de servir de toque de atención a los distintos equipos gijoneses y avilesinos que, representando a ciudades mucho mayores todavía no han dado con la tecla.

El Grupo Covadonga y la Atlética Avilesina, que también disputaron no hace demasiados años la Liga EBA, viven realidades muy diferentes. Mientras que el cuadro gijonés es el auténtico dominador del baloncesto base masculino –y casi también el femenino- de nuestra región, el equipo senior es gestionado de una manera diferente, ya que no tiene la ambición de saltar a la categoría nacional, algo que ha podido hacer en varias ocasiones en los últimos años.

Por su parte, la Atlética Avilesina está intentando volver por sus fueros, pero carece del apoyo económico suficiente para dar el salto a una categoría que ya tuvo que abandonar en su día por temas económicos y administrativos. Aunque la crisis económica es una realidad evidente en todos los ámbitos de la vida y cada vez es más complicado conseguir financiación, sea cual sea el destino u objetivo, la pregunta es la siguiente: ¿si en Mieres lo han conseguido, por qué no es posible en Avilés o en Gijón, ciudad en la que el extinto Fahro llegó a jugar en ACB

Quizá este último no sea un buen ejemplo, teniendo en cuenta la mala gestión económica que se llevó a cabo en el Gijón Baloncesto, pero mismamente el Unión Financiera Oviedo estuvo a punto de llegar a la máxima categoría la temporada pasada sin necesidad de recurrir a las deudas o a hipotecar su futuro

El baloncesto femenino asturiano sí goza de una mejor salud, con dos equipos en la segunda categoría nacional (Adba y Universidad de Oviedo) y tres en la tercera (Viajes Turyva Bosco, Ascensores Tresa y La Biblioteca Innobasket), todos ellos luchando por jugar la fase de ascenso. Además, en categorías inferiores hay niñas que están destacando tanto en sus clubes como en las distintas selecciones regionales y, aunque no reciban tanta atención mediática, pueden asegurar el futuro de esta especialidad en nuestra región.

Queda trabajo por delante y la ilusión, las ganas de mejorar, las instalaciones y el potencial están ahí, sólo falta luchar por una idea y en eso el BVM2012, gane o pierda partidos, está siendo un ejemplo.

Martes, 31 Marzo 2015 20:41

Pese a vivir una situación muy complicada en la Liga Asobal, el Juanfersa Gijón tiene mañana (20.30 horas, La Guía) la oportunidad de hacer historia en la Copa del Rey. El conjunto asturiano perdió por tan solo un gol (26-25) en la ida de los cuartos de final frente al Bada Huesca y podría firmar en su feudo la primera final a cuatro por un título de sus tan solo siete años de vida.

El Desmarque