Facebook Twitter
La gestora se enfrenta a la administración

Problemas en la cúpula del Real Avilés

Escrito por María Naranjo

Viernes, 04 Agosto 2017 14:11
Momento en que Blas García suspendía el entrenamiento en Miranda (Foto: @janavarro71).
Momento en que Blas García suspendía el entrenamiento en Miranda (Foto: @janavarro71).

Se multiplican los problemas en el Real Avilés. La guerra interna entre Luis Puebla, de Real Avilés Gestión Deportiva, y José María Tejero, del Consejo de Administración del club, se endureció este jueves en un cruce de declaraciones entre ambas entidades que ha dejado los ánimos de la afición por los suelos.

La expectación por la rueda de prensa que tuvo lugar a las 18.00 horas fue enorme y algunos hinchas del Avilés se congregaron a las puertas de la sala de prensa del Román Suárez Puerta, donde el Consejo dio su punto de vista sobre la situación institucional y en el que participaron tres nombres propios: José Manuel Álvarez, abogado; el consejero delegado Julio Schelich y Alan Menéndez, que minutos más tarde sería nombrado director deportivo del club avilesino. 

El Consejo anunciaba que había roto el contrato de gestión con la otra parte implicada, a lo que la Gestora respondió en otro comunicado que no tenían potestad para romper ese acuerdo de forma unilateral. Con todo, el campo de Santo Domingo, en Miranda, vivió este viernes por la mañana una escena bochornosa. Allí iba a entrenarse el conjunto dirigido por Blas García. 

Pero los guardias de seguridad contratados por el Consejo de Administracion del Avilés impiden la entrada a Luis Puebla y Tamargo a Santo Domingo, así como la llegada de Blas García al vestuario. Toda vez que el técnico logra llegar a las instalaciones, se encuentra a Iván Palacios en las mismas. El técnico decidió suspender el entrenamiento y envió a sus jugadores a casa. Estos, por su parte, intentaron entablar una conversación con Alan Menéndez, ahora director deportivo del club avilesino mientras que otros abandonaban las instalaciones de Miranda para reunirse en el despacho de Tamargo. 

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque